lunes, 28 de septiembre de 2009

LA PRODUCTORA EN BRASIL

Mallea en el 1º Seminario de Quadrinhos de João Pessoa, Paraiba


Hace unos días, volví de un inesperada incursión al Brasil. El viaje fue una de esas sorpresas que no entran en la agenda ni en el horóscopo de ninguno, pero que se ve que a mí me tiene reservado este destino de historieta. La invitación fue de nuestro amigo Henrique Magalhaes, dibujante, pionero autoeditor de Marca de Fantasia y docente universitario, y la excusa fue participar del 1º Seminario Paraibano de Quadrinhos, en su ciudad, la bella Joao Pessoa. Esta ciudad, el punto más exótico (cartográficamente hablando, pues es lo más al este que se pueda llegar en nuestro continente americano. Al frente, allende el Atlántico está África y hacia el oeste, la ciudad está rodeada del cariri (las sierras) y el sertao (el desierto). Eso hace que Joao Pessoa esté un poco lejos de todos lados y, por supuesto, también y mucho de la Argentina. Miren como es un atardecer sobre el hermoso barrio colonial del centro de la ciudad...

El almuerzo en un encantador bar clandestino, con los artistas y académicos Edgar Franco y Henrique Magalhaes, el cineasta Bertrand Lira y Mikael de la Fuente, director de la Alianza Francesa de Joao Pessoa.

Como decía, el fin último fue asistir al seminario, organizado por el mestrado (algo así como nuestras "maestrías") de Comunicación Social de la Universidad Federal de Paraiba y por sus gentiles coordinadores: Marcos Nicolau y el mismo Henrique Magalhaes. Ambos son pioneros tanto en el quehacer (los dos son dibujantes), como en el estudio (los dos son doctores) y la edición de la historieta paraibana. Por eso, creo que este seminario vino a ser una suerte de corolario de más de 30 años de labor por la historieta y es todo un logro de la comunidad historietística bien emparentada con la comunidad académica. El primer día disertaron los profesores Edgar Franco de la Universidad Federal de Goiás, Clériston de Andrade ded la Universidad Federal de Pernambuco, José Valcir, del grupo PADA de Recife/Olinda y un servidor, que fue representando al combo productoril. Paralelamente al seminario se realizó también un concurso de tiras de gran nivel, miren los resultados acá. También pueden ver más acerca de este seminario, aquí en el site de Marca de Fantasía. Por mi parte, creo que lo mejor es servirme de algunas fotos que ilustrarán mejor esos buenos momentos paraibanos que tuve la suerte de vivir. Acá va...

La muestra de tirinhas organizada por el mestrado en HQ. Más de cien participantes, entre ellos un amigo argentino: el cordobés Sergio Más.

Así da gusto estudiar, miren lo que es el campus universitario. Ibamos rumbo al salón donde sucedieron las charlas.

Marcos Nicolau y Henrique Magalhaes realizando la presentación.

Edgar Franco, historietista y doctor en Comunicación Social, dictando su curso sobre HQtrónicas (cómics interactivos).

Clériston, humorista gráfico, docente universitario y músico, disertando sobre las posibilidades expresivas de la historieta.

El último día, luego de una presentación de Marca de Fantasía por parte de Henrique, me tocó a mí realizar mi exposición. El tema elegido fue la autoedición de historieta y me serví de una presentación en powerpoint donde reseñé brevemente una historia de ese ítem, que en la Argentina -al menos para mí-, está íntimamente ligado con los autoeditores: desde el viejo cura Castañeda, pasando por Columba, Quinterno, Oesterheld, Divito y cuántos más. Así terminé en La Productora, que de eso muchos quisieron oir hablar. Todo en un perfecto portuñol que alcanzó el fin propuesto: iniciar un diálogo profundo con nuestro colegas brasileños del nordeste. Alguien, luego, en el almuerzo me dijo: "Vocé está fazendo strada, Cristian". Ojalá.

Henrique charlando sobre el enooorme catálogo de su editorial, Marca de Fantasia.

Mallea disertando en portuñol sobre la historia de la autoedición de historieta en Argentina.

Vítor Nicolau, realizando su exposición final del mestrado sobre la obra de Bill Waterson y, de paso, sobre Quino.

Final de dos arduas pero fructíferas jornadas universitarias con: Henrique, Edgar, Raoni Lucena (del taller y la revista Calango), Marcos y Vitor Nicolau, y la muy buena dibujante Luize.

Luego de esos días universitarios, nos dedicamos a estar con los amigos y a caminar por las arenas blancas de Paraiba. Pero guardé una tarde para realizar una entrevista con los amigos del programa on line "Comic Show": Manassés Filho, Renato Félix (quien también me hizo una nota para la Jornal da Paraiba que salió al siguiente domingo) y Samuel Gois, más la cámara de Dasley Ribeiro. Manassés es dueño de Cómic House, uno de los dos locales de historieta de la ciudad y un permanente fogonero de la historieta local, no sólo de la que más vende. De ahí me traje una pila de historietas que ahora pasan a formar parte de la gran biblioteca de la escuela de La Productora en Morón. Quiero agradecer la hospitalidad, cuidado, amistad y abrigo recibido por Henrique y Marcos, principalmente, pero también por todos todos los amigos pessoenses: Domingus, Corrinha, Bertrand, Iris y , entre muchos más. Fue un gusto también saber que ahora hay más amigos de la historieta como Edgar Franco, Clériston, José Valcir, Raoni, Luise y tantos más, en este mambo latinoamericano en el que circulamos los más guachos de este arte menor. Así que... ¡Viva la historieta latinoamericana!

La entrevista para el Jornal da Paraiba que realizó Renato Félix.

Renato Félix, Cristian Mallea, Manassés Filho y Samuel Gois, detrás de cámara, Dasley Ribeiro.

Un dibujito para un personaje que se me instaló en la cabeza: Lampiao, el cangaceiro legendario. Algo así como nuestros bandidos rurales, versión brasileña del nordeste. Allá e s un mito muy polémico todavía.


En fin, fue un raid breve e intenso como tantos otros, pero bien distinto porque también me sirvió para pensar mucho acerca de mi futuro personal y el de La Productora. ¿A dónde iremos a parar? Solo Dios sabe. Por ahora me gusta pensar que el barco está ahí con el ancla en el fondo de arena, dejándose acariciar por el oleaje y esperando vientos mejores para salir a altamar con otra enarboladura. ¡Hasta luego, Joao Pessoa!


Un abrazo,
Cristian

6 comentarios:

Jok dijo...

Es inconcebible pensar en un mejor embajador que Cristian.

................................ dijo...

A passagem de Cristian pela Paraíba encheu de entusiasmo não só os quadrinistas, mas também os estudiosos da arte. Este intercâmbio está só começando.
Abraço,
Henrique

cristian mallea dijo...

Ojalá, queridos amigos, podamos decir dentro de poco que Brasil y Argentina están más cerca historietísticamente hablando. Abrazo grande,
Cristian

oenlao dijo...

brigado

Rodrigo Terranova dijo...

¡Grande Mallea! Qué lugar hermoso, seguro que la cerveza fluye como agua de un manantial...

A propósito de cangaceiros, hay una maravillosa historieta de Pratt, "La macumba del gringo". La compré de pequeño, luego la perdí, nunca la he vuelto a ver.

lolette dijo...

que buen viaje!!
muy buen blog tambien