jueves, 3 de septiembre de 2009

¡AL CHINGOLO CASALLA, SALUD!

Muestra de Carlos Casalla en la Alianza Francesa de Palermo


Ayer miércoles asistimos a la inauguración de "Patagonia brava" en la sede palermitana de la Alianza Francesa porteña. La ocasión fue una gran excusa para celebrar la permanencia trascendental de la obra de uno de los más grandes dibujantes de historietas argentino: Carlos "Chingolo" Casalla, alias El Chingolo.

Viñeta del "Cabo Savino", la tira no cómica más longeva de la historieta argentina.

Con una plenitud física y mental envidiables a sus apenas 84 años, el Chingolo se vino desde su sureña Bariloche, inauguró su exposición en la Alianza y nos regalará unos días más de presencia en Bs. As.; todo eso solo ya es muchísimo decir. Muchos otros maestros y laburantes del lápiz se dieron cita anoche en Palermo: Pablito Fernández, José Massaroli, Carlos Nine, Lito Fernández y Eduardo Maicas, entre muchos más. También su gran familia de artistas, algunos famosos músicos como él mismo (¡que es percusionista!): su hermano Eduardo Casalla, una institución de la batería de jazz y su sobrino Javier Casalla, violinista muy joven pero ya una leyenda pues ha tocado con todos: Divididos, Charly García, Melingo, Mercedes Sosa y ahora en Bajofondo. Sólo faltó mi "primo" Ezequiel que andá saber qué se quedó haciendo en Bariloche. Y por supuesto, asistiendo, viendo que nada faltara, fotografiando y prestando su luz y su cuidado estaba ella, la querida Carlota Von Hebhardt, la compañera del Chingolo.

Los dibujantes (Meiji, Pablo Fernández, Pablo Sapia, Maicas, Massaroli y otros) y su maestro, el Chingolo Casalla.

En fin, fue una noche hermosa aunque afuera hizo frío y garuaba. Hay que agradecer los desvelos del amigo Jorge Meijide -conocido por todos como Meiji- que hace mucho había jurado hacer una muestra del Chingolo en Buenos Aires y cumplió. También la gentileza del anfitrión, Walter Farías, siempre abierto a homenajear a los grandes de nuestra historieta. En fin, fue una hermosa noche llena de recuerdos, reconocimiento y gratitud a alguien que ha dado mucho pero mucho a la historieta: el Cabo Savino, Álamo Jim, El Cosaco, Chaco y tantos otras historietas que marcaron a generaciones enteras desde los '50 para acá.

Ojalá todos los dibujantes siguiéramos el ejemplo del Chingolo con su vitalidad increíble y su amor por la disciplina. Para todos los que quieran ver esta gran muestra homenaje, pasen hasta fin de mes por la Alianza Francesa sede Palermo que queda en Billinghurst 1926. De paso, les cuento un secreto: el sábado El Chingolo viene a visitar la escuela de La Productora. ¡Qué tal!

¡Que vivas mil años, Chingolo!

Cristian Mallea

5 comentarios:

Javier Suppa dijo...

tengoo q irrr infaltablemente pra ver los originales del maestro.
saludos cristian.

Anónimo dijo...

trato de ir...trato de ir!!!!
SAludos

Chole

Kiro dijo...

Que grande Casalla!!! que envidia que les tengo a ustedes porteññitos, tienen cerca todos los históricos!!!
un abrazo Cristian

LP dijo...

Hola a todos, amigos:

No te pierdas esa muestra, Javier, y gracias por pasar a saludar.
Chole, te lo perdiste.
Kiro, amigazo: al Chingolo lo tenemos re lejos, él vive en Bariloche, sólo que no lo dejamos pasar cada vez que pasa por acá. Un abrazo a todos los cumpas rosarinos.

Cristian

cristian mallea dijo...

A todos, les digo, pueden ver la noticia de la visita del chingolo a la escuela de LP en el blog de la misma: http://laproductora-escuela.blogspot.com/

abrazo,
Cristian