miércoles, 3 de septiembre de 2008

POR FIN, LA FELICIDAD

Salió en Francia el libro "Dessine-moi le bonheur"


¿Mosquito y Mallea vs. Christin y Juillard? Nada de eso. Esto es para nosotros una buena manera de demostrar que los historietistas de allá y los de acá podemos estar un poco más cerca gracias al trabajo en conjunto; pero se lo vamos a contar bien. La semana pasada apareció en Francia -luego de un largo trajín que más adelante abreviaremos- el libro "Dessine-moi le bonheur", una antología temática publicada por la gran editorial Dargaud de la que participaron los argentinos Ángel Mosquito, Cristian Mallea, Pablo De Santis, Juan Sáenz Valiente, el chileno Rodrigo Salinas y el franco-argentino Thomas Dassance a la par de algunos monstruos de la bd francesa tales como Pierre Christin, André Juillard, Emmanuel Lepage, Max Cabanés, Leo y Rodolphe. ¿Qué tal? El título del libro quiere decir algo así como "dibujame la felicidad", casi una apuesta de barrio, no...?
El gran trabajo de dos grandes de la BD: Pierre Christin y André Juillard. Abajo, una de las páginas de Emmanuel Lepage.

Pauline Bignon y Frank Cedolin, los creadores del proyecto y quienes hicieron la apuesta, nos propusieron a historietistas franceses y sudamericanos -dividiendo el libro en dos mitades iguales- dar nuestra versión de la felicidad. La selección de los dibujantes de este lado del mundo sucedió durante un viaje soñado en bicicleta por Sudamérica, dándole así al proyecto una estatura aventurera que quizá no sosprecharon (lo verán más adelante). Ocho son las historias que integran el libro. Abre el juego "Le image du bonheur" (La imagen de la felicidad) que tiene en el guión nada menos que a Pierre Christin, quizá el más grande guionista vivo de la BD francesa (lean esta entrevista realizada por nuestro amigo chileno Carlos Reyes en Bolivia en 2005). Christin ha escrito para monstruos como Enki Bilal (Las falanges del orden negro, Partida de caza, La ciudad que nunca existió y también fue su guionista en el film de Bilal "Bunker Palace Hôtel"), Jacques Tardi (Rumores sobre el Rouergue), Annie Goetzinger, François Boucq (Las lecciones del Profesor Bourremou) y Jean-Claude Mezieres, con quien hizo la serie de ciencia ficción, famosísima en Francia, Valérian, agente espacio temporal. "La imagen de la felicidad", que así se llama lo que imaginó Christin para este libro, tiene dibujos del no menos gigante André Juillard, autor de historietas famosísimas como "Las siete vidas del gavilán" y "El cuaderno azul". Enseguida, Max Cabanes se larga con "Le bonheur de La Conversation", en un estilo muy diferente a lo que antes podamos haber visto de él. La tercer historia del lado europeo la realizó el dibujante bretón Emmanuel Lepage, dibujante de álbums como "Los viajes de Anna" y "Muchacho". Por último el dúo compuesto por Leo y Rodolphe (guionista francés y dibujante brasileño emigrado en tiempos de dictadura, respectivamente) entregan un capítulo (especialmente realizado para el libro) sobre la felicidad "Sur les pas du bonheur" de su famosa serie "Trent". A casi todos estos tipos los lectores en castellano alguna vez los hemos podido disfrutar en la vieja revista española Cimoc.

Las primeras páginas de Ángel Mosquito y de Cristian Mallea y Thomas Dassance.

La segunda parte del libro, la del seleccionado sudamericano, larga con la historia a través de la cual Mosquito decidió contar su versión guarra de la felicidad, "Le bonheur est un pavé jeté contre un bus" (La felicidad es un ladrillo arrojado contra un colectivo), que es en realidad una vieja anécdota de nuestro querido amigo el negro Richard. Esta historieta ya fue publicada hace unos meses en la revista Fierro pero fue realizada especialmente para este volumen francés. Luego viene "Le bonheur en tant de guerres" (un juego de palabras en galo, algo así como la felicidad en tiempos de guerra y en tanto la guerra. Está escrita por Thomas Dassance y dibujada por Mallea, y narra los desvelos de la felicidad de un científico infelíz. El tercer episodio viene de la pluma de Pablo De Santis (a propósito, hay una buena entrevista que le hizo Sasturain acá) y el siempre estupendo Juan Sáenz Valiente, una dupla de probada eficacia narrativa que aquí vuelve a deslumbrar con su "La plume des histoires tristes" (La pluma de las historias tristes). En el cierre, el amigo trasandino Rodrigo Salinas, fundador de La Nueva Gráfica Chilena, creador de historietas maravillosas y también de un programa de televisión para chicos que ya es de culto (31 minutos), nos regala tres páginas más de sus "Aventuras de Dicap y Quimantú". Para saber más acerca de este genio, lean esta linda entrevista.

La historieta de Pablo De Santis y Juan Sáenz Valiente. Abajo, el laburo del Rodrigo Salinas.

Pasando a la abreviatura prometida, la historia que concluye -o se concreta- con la publicación de este libro incluyó el siguiente punteo: Cristian y Carlos conociendo en Francia a Pauline y Frank (¡que conocían y admiraban el trabajo de La Productora!); ellos viniendo a Sudamérica y siendo despojados en Mendoza de bicis y euros; los mismos varados en Buenos Aires sin un centavo; Cristian mostrándoles autores latinoamericanos en la biblioteca de La Productora; Pauline y Frank viajando al interior, a Chile, a Perú; Thomas traduciéndolo todo y escribiendo uno de los guiones; los demás sudando tinta y meses y meses de trabajo de todos a distancia entre París, Morón, La Plata, Santiago de Chile y Buenos Aires.

Cubierta del libro "Dessine-moi le bonheur", la ilustración es de Emmanuel Lepage.

Todo eso vino a dar maravillosamente hasta acá, hasta este bello regalo que nos hace el destino: ser publicados por Dargaud, una de las editoriales más prestigiosas de Francia. Ojalá el libro alguna vez tenga su edición en castellano. Veremos. Mientras tanto pueden ver qué acontece con el libro allá en la Francia haciendo clic aquí, acá y acullá o entrando al site del sueño de Frank y Pauline. Gracias a ellos dos por permitirnos ser parte de esto.

¡Que sean felices!

8 comentarios:

César dijo...

Hoy he recibido dos buenas noticias de entrañables amigos. La primera de unos colegas que conocimos recientemente en el último tinta Nakuy, Daniela Fiore y Julio Azamor, y que parece que nos conociéramos hace años. Su film Imaginadores se proyectará en Los Ángeles y ahora leo este último post de LP, otros entrañables amigos que si conocemos desde, que pareciera toda un vida, con esta buena nueva de su publicación en Francia.
Se te hincha el pecho de alegría que personas honestas y laburantes reciban su merecido reconocimiento. Estamos "tirando cuete" como diríamos en tucumano básico por aquí.
Salud amigos!!!1. Un abrazo desde el alma, para Cristian y Ángel... es, en nombre de unhil.

César

WALT dijo...

grande la productora,carajo!

Y encima por Dargaud y con esos "nenes" .
Se me llana el pecho de alegría,orgullo y un montón de cosas euforizantes,todas buenas,porque los conozco,los quiero y admiro y sé la clase de gente que son y encima artistas de la san puta.

FELICITACIONES,ENTONCES !

Ya veré de conseguirme ese libro que encima trae a Lepage que es uno de mis autores fetiches del que me jacto de tener toda su obra,esta no me la pierdo,encima que viene cargada de colegas compatriotas y amigos!

Taborda.

Martín Casanova dijo...

Nadie se lo merece más que ustedes.

M.

Max Aguirre dijo...

El libro trata por lo que leo del desafío de dibujar la felicidad, yo no sé como se dibuja la felicidad, pero de hacerlo seguro el dibujo estaría hecho con cosas como estas en donde amigos querido, están en donde tienen que estar por calidad y esfuerzo.

BRAVO!!

cristian mallea dijo...

Muchas gracias, amigos. La alegría es más grande si no te agarra solo. Pero voy uno por uno...

César, Uds. los tucumanos son un ejemplo de cómo se labura en conjunto. Pero aún hay tanto por hacer... Saludos a todos los queridos cumpitas.

¡Walther, querido amigo! No me olvido que antes de viajar tuve con vos una charla esclarecedora acerca de cómo funciona el mercado de la BD. Esto es uno de los rebotes de aquel saber que me transmitiste entonces. En Francia vos sos un artista reconocido y viajando por allá, eso me llenaba de orgullo. Habría que agradecerle al maestro Horacio Lalia también, que de ese riñón salimos los dos, no? Abrazo grandísimo.

Martín: Ud. es un exagerado pero también un gran amigo. Un placer leerle por acá. Abrazote.

Maxi: no creo que ninguno de nosotros haya acertado a saber dibujar la felicidad. Solo nos arrimamos a eso, que quizá sea sólo breves instantes. En mi caso fue el placer de trabajar con mi amigo Thomas. Mañana igual te enterarás al verlo, por ahora hay un solo ejemplar aquí para que lo biches.

Abrazo a todos, queridos colegas, amigos, hermanos del alma. Sigamos juntos.
Cristian

Javier Quijano Llicán dijo...

Muy interesante nota.
Felicitaciones!!!

cristian mallea dijo...

Gracias por tu comentario, Javier. Muy interesante el trabajo que ví en tu blog, te pondremos en los links, abrazo,
Cristian

oenlao dijo...

podria decirse q este logro es la felicidad. ya sabemos q la F es un momento, a seguir laburando por mas F